Consejos de seguridad en el vehículo
SÍGUENOS:

Consejos de seguridad en el vehículo

EN CASO DE ACCIDENTE

En el caso de que se haya producido un accidente y, una vez considerada la situación, el conductor comunique la necesidad de abandonar el vehículo, se deberá hacer la evacuación lo más rápidamente posible, pero sin hacerlo precipitadamente, empujando al resto de los pasajeros. Se deberá, previamente, localizar la puerta más cercana y evacuar el vehículo dando preferencia a los viajeros que estén situados más cerca de la puerta. Un error típico es entretenerse en recoger el equipaje de mano y entorpecer la salida del resto de los pasajeros. Una vez fuera del vehículo es conveniente retirarse del mismo al menos 30 metros.

En el caso de que el vehículo haya sufrido un accidente y esté volcado sobre las puertas de salida, la evacuación debe hacerse por las puertas y ventanas de emergencia o la trampilla del techo, según sea la configuración del vehículo. Si están cerradas y no se pueden abrir manualmente, se deberán romper con el “martillo de emergencia”, en caso de existir, procurando retirar todos los cristales para evitar cortes con los mismos.

Si el conductor estuviese inconsciente se procurará seguir las indicaciones anteriores. Habrá que procurar que no cunda el pánico, intentando tranquilizar a los pasajeros más nerviosos.

Siempre se deberá adoptar una serie de conductas que ayudarán a minimizar al máximo las consecuencias del mismo:

  • 1º: PROTEGERNOS: En la medida de lo posible deberá realizarse una salida del vehículo de la manera más ordenada posible, colocándose en el arcén, acera o lo más separados posible de la calzada. Habrá de ponerse una prenda reflectante o chaleco, en caso de disponer de él, y se señalizará el lugar del accidente con los preceptivos triángulos.
  • 2º: AVISAR: Se deberá avisar a los servicios de emergencia sin pérdida de tiempo. Deberá llamarse al número 112, habilitado en todo el territorio español, incluso Europa. Habrá que describir la situación con la mayor tranquilidad posible y de la manera más concreta.
  • 3º: SOCORRER: Antes de que lleguen las ayudas sanitarias, si hay personas con conocimientos de primeros auxilios, ayudarán a los heridos. Si no es así, cualquiera podrá atender a los heridos, manteniendo unas normas mínimas de seguridad, siempre y cuando no haya una situación de extrema urgencia:
    • No se sacará a los heridos del vehículo tirando de los brazos o piernas ya que se le puede provocar alguna lesión más grave.
    • No se le dará al herido ni agua ni otras bebidas.
    • Si el herido tiene frío, se le debe tapar con una manta o una prenda de abrigo.
    • En todo momento se deberá hacer compañía al herido infundiéndole tranquilidad.